Si te gustó, comparte este artículo:
Rating: 1.0. From 2 votes.
Please wait...

cropped-Logo.jpgDecía Albert Einstein que “se requieren nuevas formas de pensar para resolver los problemas creados por las viejas formas de pensar”.

Viene esta cita al caso, porque la vieja forma de pensar nos lleva a resolver las disputas o conflictos a través del juicio. Y esto ya resultó un avance en su momento, si tenemos en cuenta que en la Edad de Piedra, los conflictos se resolvían a través de la ley del más fuerte.

Pero actualmente, la vieja forma de pensar, aquella que nos lleva a resolver los conflictos a través de un juicio, genera tres problemas fundamentales que se han de resolver por una nueva forma de pensar: en primer lugar, que el tiempo de resolución judicial se hace eterno para el ciudadano, por la parálisis de la administración de justicia en muchas de sus instancias; en segundo lugar, que resulta costosísimo para los ciudadanos acceder a un servicio legal de calidad que le dé opción de ganar su pleito ante los Tribunales, y por último, que la vía judicial resulta un proceso altamente ineficaz, puesto que su fin, para cada uno de los adversarios, es lograr una sentencia favorable que muchas veces no se acata por el perdedor, sino que se combate con ulteriores recursos, lo que, a su vez, incide y agrava los dos problemas antes citados: coste y tiempo.

Seis formas de resolver conflictos

El profesor Siedel de la Universidad de Michigan (USA) distingue seis formas de resolver conflictos en la actualidad.

1. Por medio de la fuerza (o poder)
No se trata exclusivamente de fuerza física. Puede ser simplemente el uso del poder o superioridad de uno de los contendientes, que le permite imponer su voluntad al resto. Es evidente que el conflicto no se resuelve, sino que seguirá latente, porque el vencido sólo ha cedido por habérsele impuesto la solución por la fuerza.
2.Juicio (litigio)
Un tercero, denominado “Juez”, nombrado por la autoridad judicial, resolverá el pleito con atención primordial a los hechos demostrados y la aplicación del Derecho al caso. Es la forma más habitual de resolver los conflictos en España. Los demás modos de resolver conflictos que se citan a continuación se consideran, por comparación con el Juicio, como métodos alternativos de resolución de conflictos.
La finalidad del juicio es obtener una sentencia favorable.
3. Arbitraje 
Es un sistema similar al juicio en el sentido de que es un tercero denominado “árbitro” el que resolverá el conflicto atendiendo -normalmente- a criterios de Derecho. El árbitro estará en este caso designado por las partes en conflicto y a su costa. Se considera un sistema ADR, que explicamos más abajo. La finalidad del arbitraje, para cada contendiente, es obtener un laudo (similar a sentencia), favorable.
4.Mediación
Es un sistema novedoso en España y que, en el terreno del derecho privado, ha sido impulsado a partir de la Ley de mediación en asuntos civiles y mercantiles de 2012, para acoger lo dispuesto en la directiva correspondiente de la Unión Europea.
En este caso, el tercero, denominado “mediador”, no resolverá sino que ayudará a las partes en conflicto a encontrar una solución satisfactoria y aceptada por las mismas. Se trata de una negociación asistida por tercero, y es un método ADR. Se puede utilizar no sólo cuando los contendientes han agotado o están a punto de agotar la vía de la negociación, sino también cuando el juicio ya ha comenzado -en este caso se puede solicitar al juez la suspensión del mismo-. Se caracteriza por la voluntariedad y la confidencialidad del proceso. Puedes ver más en este artículo y en nuestra web.
A diferencia del juicio y el arbitraje, que se centran en analizar quien tiene mejor derecho, la mediación se centra en dar satisfacción a los intereses de las partes en disputa. Su finalidad es que las partes logren un acuerdo.
5.Negociación
La negociación puede tener dos finalidades: una, para “resolver conflictos” -dispute resolution- ( poner fin a una disputa) y otra, para “hacer negocios” (deal making). En este artículo nos centramos en la primera finalidad. Las partes buscan la solución al conflicto por sí mismas. Es interesante observar que mientras, en general, la resolución de disputas se centra en el pasado, hacer negocios, se centra en el futuro. En el caso de utilizar la negociación y la mediación para resolver disputas, se procurará, no obstante centrarse en el futuro. La finalidad de la negociación es siempre, como en la mediación, alcanzar un acuerdo.
6.Evitación (rehuir el conflicto)
En este caso una de las partes prefiere ceder o rendirse sin provocar conflicto, por lo que, tampoco resulta en la práctica un método adecuado de resolver conflictos.

A su vez, se puede mirar a estas seis maneras de resolver conflictos desde cuatro perspectivas o lentes distintas:

  • Lente 1 ADR (Alternative Dispute Resolution o formas alternativas de resolver conflictos). Ya hemos comentado que arbitraje, negociación y mediación son métodos ADR o alternativos de resolución de conflictos.

  • Lente 2 de los procesos dirigidos por terceras partes. Juicio, arbitraje y mediación son sistemas dirigidos por terceras personas (juez, árbitro y mediador, respectivamente).

  • Lente 3 del poder, derechos e intereses. Es una lente más académica muy útil cuando valoras opciones de resolver los conflictos. Mientas que los sistemas de juicio y arbitraje se centran en derechos (de los contendientes), los sistemas de negociación y mediación se enfocan a intereses de las partes

  • Lente 4 del objetivo perseguido: hacer negocios (deal making) o resolver conflictos (dispute resolution).

Todo ello queda recogido en la siguiente tabla:

Formas de afrontar un conflicto

Lente 1

 ADR (Alternative Dispute Resolution)

Lente 2

Intervención de terceros

Lente 3

Fuerza, Derecho e Intereses

Lente 4

Negocio o Conflicto

Fuerza

No

No

Fuerza

Resolver conflictos

Juicio

No

Juez

Derechos

Resolver conflictos

Arbitraje

ADR

Árbitro

Derechos

Resolver conflictos

Mediación

ADR

Mediador

Intereses

Para ambos

Negociación

ADR

No

Intereses

Para ambos

Evitación

No

No

No

No

Conclusión

Si tenemos en cuenta el resultado perseguido por cada uno de estos métodos, podemos concluir que sólo la negociación y la mediación permitirán una verdadera solución al conflicto (si terminan con éxito), porque tienden a centrarse en el futuro y en dar satisfacción a los intereses de las partes, o, al menos, se persigue resolver el problema, evitando el enfrentamiento que caracteriza al resto de los sistemas, que por ello, se denominan adversariales.

El objetivo de la negociación y la mediación es, en efecto, transformar las posiciones de los contendientes en intereses, al tiempo que se busca no sólo cómo “repartir la tarta” entre ellos, sino en cómo hacerla más grande, si es posible. Cualquiera de los otros métodos resultarán en la insatisfacción de alguna de las partes, por lo que el conflicto quedará siempre latente.

Finalmente un consejo: una vez agotada la vía de la negociación, y antes de plantearte resolver tu conflicto a través de juicio, es conveniente preguntarte cuál es tu mejor alternativa a un acuerdo negociado, si has revisado los hechos y si has pensado en un mediador antes que en un juez, para ayudar con los aspectos más difíciles de la negociación.

En mediandoconflictos.es estamos para ayudarte a resolver tus disputas sin juicio.

Por favor haznos llegar tus dudas y comentarios a este artículo. Y no te olvides de compartirlo si te ha resultado interesante.

Gracias por confiar en mediandoconflictos.es y recuerde, si le fue útil , por favor califique (marque 5 estrellas)  y comparta este artículo.

 

Rating: 1.0. From 2 votes.
Please wait...
Si te gustó, comparte este artículo: